SALUD Y CALIDAD DE VIDA

[Salud y Calidad de Vida][bsummary]

PREVENCIÓN Y CUIDADOS

[Prevención y Cuidados][bleft]

EN EL DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER… “SIGO SIENDO YO”

Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1982, decía: “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda”. Hoy se conmemora el Día Mundial del Alzheimer con el fin de concientizar a las personas y ayudar en la prevención de esta enfermedad neurodegenerativa asociada a edades avanzadas.



¿Sabes que el 80% de los casos de Alzheimer que aún son leves están sin diagnosticar?

Los primeros signos son los olvidos de cosas que tienen que ver con la memoria más reciente o no recordar fechas importantes o nombres de personas allegadas.

El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente de nuestros días, que provoca la desaparición de los recuerdos y de la memoria. Una enfermedad muy dolorosa también para quienes rodean al enfermo. Por eso, el lema de este año es “sigo siendo yo”.

Inicialmente se manifiesta con un deterioro cognitivo y trastornos de la conducta que afectan la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el habla.

Prevenir el Alzheimer es posible. Existen varios factores de riesgo que llevan a sufrir esta enfermedad, como por ejemplo la edad, la genética y los estilos de vida.

Si bien no existe una cura identificada hasta el momento para el Alzheimer, ciertos hábitos podrían ayudarnos a prevenir su aparición así como contrarrestar su progreso y síntomas. Uno de ellos es la alimentación rica en Vitamina B y Antioxidantes de frutas y verduras.

Entrena tu memoria, ejercítate contra el Alzheimer, Una enfermedad que avanza y nos obliga a estar atentos.

El Alzheimer es la causa más frecuente de demencia en todo el mundo: cada tres segundos se realiza un diagnóstico de demencia. El principal factor de riesgo es la edad. A medida que la expectativa de vida aumenta gracias a los avances científicos, a la calidad de vida y a la tecnología, también aumenta la posibilidad de padecer Alzheimer.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que se manifiesta a través del deterioro cognitivo y de trastornos en la conducta. Se desarrolla en el cerebro años antes de que aparezcan los síntomas. El comienzo más frecuente es la pérdida progresiva de la memoria.

Es normal olvidarse ocasionalmente las llaves, tener una palabra “en la punta de la lengua que no sale” y pasar por alto una cita, o no recordar el nombre de un compañero. Y si alguien sufre alteraciones anímicas (por ejemplo depresión o ansiedad) o está estresado, es común que los síntomas sean más frecuentes. Hay muchas razones por las cuales la gente tiene problemas de memoria. La mayoría de las veces las quejas de memoria en los adultos no están relacionadas con el Alzheimer, pero de todas maneras es importante encontrar la causa, buscar tratamiento adecuado y eliminar los miedos.

En la etapa inicial de la enfermedad, la mayoría de los pacientes tiene dificultades en la memoria reciente (por ejemplo que si comió ayer a la noche) o se les dificulta frecuentemente encontrar las palabras adecuadas. Cuando la enfermedad progresa más áreas del cerebro se ven afectadas y muchos aspectos de la vida diaria se ven comprometidos, por lo que la persona empieza a necesitar asistencia para realizar tareas cotidianas, como por ejemplo ir al cajero automático o preparar una comida. Así, pueden estar más confundidos, experimentar cambios de humor, sentirse enojados, frustrados, volverse más introvertidos porque perdieron la confianza o tienen problemas de comunicación.

Todos tenemos, a veces, dificultades para encontrar la palabra correcta, pero la persona con Alzheimer se olvida en forma frecuente de palabras simples o las sustituye de forma inapropiada, haciendo que sus oraciones sean difíciles de expresar.

La pérdida de iniciativa, falta de energía y depresión son otras de las características. Además, suelen tener problemas en la toma de decisiones, resolución de problemas y en la planificación.

Es normal olvidarse momentáneamente del día de la semana, pero no en qué mes o año se está. Se pueden realizar exámenes de laboratorio en los pacientes con demencia para descartar la presencia de una enfermedad clínica que afecte la memoria (el hipotiroidismo, por ejemplo).

La tomografía computada y la resonancia magnética tienen también un papel fundamental en el diagnóstico y se utilizan para descartar la presencia de lesiones (por ejemplo tumores o infecciones) que pueden afectar los procesos cognitivos como la memoria o el lenguaje.

En el Alzheimer se observa atrofia cerebral, fundamentalmente en el lóbulo temporal medial, por lo que su presencia puede orientarnos al diagnóstico. Existen además estudios de mayor complejidad, que no se utilizan de rutina, y que en casos dudosos pueden ser de gran utilidad para arribar a un diagnóstico más preciso.

En la actualidad no existe ningún test o análisis que nos permita diagnosticar la enfermedad con una certeza del 100%.

El diagnóstico combina la evaluación profesional, pruebas neuropsicológicas, neuroimágenes cerebrales, con las referencias que brindan las personas que cuidan al paciente. La evaluación cognitiva o neuropsicológica es de valor para determinar el tipo de compromiso intelectual, cuantificar el grado de deterioro y posibilitar el control de la evolución.

Hoy se conmemora el #DíaMundialDelAlzheimer, la causa más frecuente de demencia. Cada 3 segundos se realiza un diagnóstico de demencia en el mundo. El rol primordial que podemos cumplir los profesionales, y toda la sociedad, es comprender y acompañar a quienes sufren, conocer y hacer conocer sobre la enfermedad.
Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


FAMILIA Y HOGAR

[Familia y Hogar][threecolumns]

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

[Diagnóstico y Tratamiento][twocolumns]

NOTICIAS Y ENTREVISTAS

[Noticias][grids]

SABÍAS QUE...

[Sabías Que][list]