SALUD Y CALIDAD DE VIDA

[Salud y Calidad de Vida][bsummary]

PREVENCIÓN Y CUIDADOS

[Prevención y Cuidados][bleft]

LOS RIESGOS DE LA AUTOMEDICACIÓN

La automedicación, o administración por cuenta propia de un medicamento es un hecho cotidiano y habitual en nuestra sociedad que se da en la mayoría de los hogares. Los antibióticos, los antiinflamatorios y los analgésicos son los más automedicados



El medicamento es un instrumento de salud, y no un bien de consumo. Por eso su uso debe adecuarse a la situación particular de cada persona.
Incluye por definición además de la utilización de medicamentos, las hierbas y remedios caseros, consumidos por iniciativa propia o por consejo de otra persona, sin ninguna intervención del médico.
Según datos de la OPS, 2 de cada 10 medicamentos que se consumen son por automedicación. Y más de la mitad de las personas consume fármacos a pesar de “encontrarse bien”.

Es importante tener en cuenta que cada persona reacciona de forma distinta ante un mismo fármaco y que, además, las características de su enfermedad no son equiparables a las de otra persona.
Otro dato relevante a señalar es que el consumo de fármacos por cuenta propia aumenta con la edad, con los peligros que entraña la mayor interacción y sobredosis ya de por sí más frecuente en adultos mayores.


¿Cuáles son los peligros más frecuentes de la automedicación?
  • La aparición de toxicidad en forma de efectos secundarios, reacciones adversas e intoxicación.
  • La dependencia o adicción.
  • Las interacciones con otros medicamentos. 
  • La falta de efectividad por no estar indicados en esa enfermedad, dosis inadecuada o tiempo de administración incorrecto. Esto es especialmente preocupante con los antibióticos de los que se tiende a abusar en casos no indicados (por ejemplo una gripe), creándose mecanismos de resistencia del organismo frente a bacterias habitualmente sensibles.
Además, la automedicación puede enmascarar o alterar otra enfermedad dificultando el diagnóstico. Por ejemplo, el uso habitual de corticoides tópicos en problemas cutáneos en los que no está indicado.

El objetivo a conseguir es la promoción de una automedicación responsable. Para eso es fundamental aconsejar y educar por parte de los médicos, dando información sobre qué hacer en otras situaciones similares, medicamentos que puede o no puede tomar, signos de alarma, favorecer la colaboración y la comunicación del paciente.


¿Qué elementos son importantes a la hora de tomar un medicamento?

El consumo del mismo debe tener una duración limitada. Si los síntomas no mejoran, aparecen otros nuevos o empeora se debe consultar con el médico.
Se debe leer y conservar el prospecto. Prestar atención a la fecha de caducidad y el modo de conservación. Nunca consumir medicamentos con jugo de pomelo ya que se metabolizan en el mismo sector del hígado y pueden competir entre sí.

En determinadas enfermedades banales o problemas menores como el dolor leve por un traumatismo, la automedicación puede ser conveniente durante un tiempo limitado. De hecho existen medicamentos que no necesitan de receta médica y se pueden adquirir para este fin.

Por último, no hay que confundir que, aunque un medicamento no precise receta, sea inocuo pues puede resultar perjudicial en determinadas circunstancias.
Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


FAMILIA Y HOGAR

[Familia y Hogar][threecolumns]

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

[Diagnóstico y Tratamiento][twocolumns]

NOTICIAS Y ENTREVISTAS

[Noticias][grids]

SABÍAS QUE...

[Sabías Que][list]